niedz.. sty 23rd, 2022

A mucha gente le gustaría desarrollarse y sacar una carrera, pero no siempre tienen los fondos necesarios para lograrlo. Estudiar por el día y trabajar, aunque sea solo los findes, lleva mucho tiempo, lo cual acaba afectando a una de las dos esferas. Además, es muy complicado encontrar un trabajo en el que se pueda adaptar el horario a las clases de la universidad. Por otro lado, trabajar a media jornada o los fines de semana puede ser insuficiente para cubrir los costes de la carrera y el resto de gastos vitales. En esos casos, el crédito universitario puede ser una solución ideal. En este artículo te contamos cómo solicitar un crédito y para qué sirven los créditos en la universidad.

¿Qué son los créditos universitarios?

Un crédito universitario no tiene que ver con los créditos rápidos online ni los préstamos rápidos, ya que solo pueden solicitarlo los estudiantes de grado, máster o doctorado. Sirve para cubrir los costes de la carrera y los gastos vitales durante el periodo en el que estés estudiando. 

El crédito universitario posee unas condiciones mucho más favorables que el crédito al consumo. Al fin y al cabo, el importe final a devolver suele ser relativamente bajo. Por lo general, solo se puede pedir un crédito universitario para toda la duración de la carrera, y se recibe durante el año académico exceptuando las vacaciones.

Si el estudiante saca unas notas muy buenas, hasta le pueden condonar una parte de las deudas. Como ves, no tienes que pensar cuánto vale un crédito universitario, ya que si tomas las decisiones acertadas, puedes acabar devolviendo poco más de lo que hayas recibido.

¿Para qué sirven los créditos en la universidad? 

El objetivo principal del crédito universitario es ofrecer un apoyo económico al estudiante para que pueda adquirir conocimientos tranquilamente, aunque no se pueda permitir la matrícula. Recuerda que estos préstamos también se pueden solicitar a instituciones financieras como Creditosi.es, quienes no comprueban en qué te gastas el dinero obtenido. Por lo tanto, da igual que quieras comprar los libros que necesitas, abonar la matrícula o cubrir el alquiler de un piso compartido: puedes pagar todo eso gracias a un crédito universitario. 

Si no tienes gastos imprevistos, puedes invertir el dinero del préstamo en un depósito, por ejemplo, para que el dinero que vayas ahorrando genere beneficios para el futuro. Si te interesan las finanzas, puedes invertir este dinero en acciones, ya que el porcentaje de beneficio será bastante mayor al de varios años.

Otra forma recomendable de gastar el dinero del crédito universitario es el desarrollo personal: no solo en el plano educativo, sino también en el plano de tus intereses personales. ¿Quieres emprender tu propio negocio? No hay ningún obstáculo para que inviertas el dinero del crédito universitario en tu propia empresa. Estos créditos también se pueden usar para pagar la entrada de un piso. 

¿Cómo solicitar un crédito?

Todos los estudiantes universitarios y doctorandos pueden solicitar un crédito universitario. Sin embargo, hay que finalizar la carrera antes de cumplir 25 años. Para conseguir el préstamo, hay que rellenar un formulario y presentar un certificado de ingresos. El prestatario debe tener un avalista, como sus padres o hermanos, quienes tendrán que devolver el crédito si fuera necesario. 

Si necesitas fondos adicionales además del crédito universitario, échale un vistazo a la excepcional oferta de creditosi.es, donde puedes conseguir préstamos de hasta 300 euros en condiciones preferentes y sin trámites innecesarios. No tienes que depender de las notas que saques, y puedes pedirlos siempre que lo necesites.

Compruebe también: préstamo seguro

By admin

Dodaj komentarz

Twój adres e-mail nie zostanie opublikowany. Wymagane pola są oznaczone *